14 de junio de 2016

Reseña romántica: Misión olvido


¡Feliz martes, románticos! Aunque ya se esté acabando... En realidad esta reseña debió ser publicada hace muchísimos meses ya, pero las circunstancias propiciaron que el documento donde lo tenía escrito se quedara ahí donde está... hasta hoy.




Título: Misión olvido.
Autora: María Dueñas.
Editorial: Temas de Hoy.
Número de páginas: 511.
Incapaz de recomponer sus propios pedazos, la profesora Blanca Perea acepta a la desesperada lo que anticipa como un tedioso proyecto académico. Su estabilidad personal acaba de desplomarse, su matrimonio ha saltado por los aires. Confusa y devastada, la huida a la insignificante universidad californiana de Santa Cecilia es su única opción.
El campus que la acoge resulta, sin embargo, mucho más seductor de lo previsto, agitado en esos días por un movimiento cívico contrario a la destrucción de un paraje legendario a fin de construir en él un enorme centro comercial. Y la labor que la absorbe —la catalogación del legado de su viejo compatriota Andrés Fontana, fallecido décadas atrás— dista enormemente de ser tan insustancial como prometía.
A medida que se afana en vertebrar la memoria de aquel hispanista olvidado, junto a ella va ganando cercanía Daniel Carter, un colega americano veterano y atractivo que no ocupa el sitio que debería ocupar. Entre ambos hombres, uno a través de sus testimonios póstumos y otro con su complicidad creciente, Blanca se verá arrastrada hacia un entramado de sentimientos encontrados, intrigas soterradas y puertas sin cerrar.
¿Por qué nadie se preocupó nunca de rescatar lo que Andrés Fontana dejó a su muerte? ¿Por qué, después de treinta años, alguien tiene interés en que todo aquello se destape al fin? ¿Qué tiene que ver la labor inconclusa del viejo hispanista con todo lo que está ocurriendo ahora en Santa Cecilia? ¿Qué le movió a desempolvar la historia no contada de las misiones del Camino Real? Antes de encontrar respuestas, Blanca aún tiene mucho que entender.
Una novela luminosa, un tributo a las segundas oportunidades, la reconciliación y la reconstrucción.
El reencuentro con la autora que nos cautivó entre costuras y nos volverá a seducir con una misión inolvidable.

OPINIÓN PERSONAL

Nunca pensé que este libro llegaría a mis manos en el momento más oportuno. Hacía mucho tiempo que quería tenerlo entre mis manos y darle una oportunidad, pero no fue hasta el verano pasado que debió ser así. Los acontecimientos sucedidos en esa época de mi vida han sido determinantes para que eligiera escoger este entre otros tantos libros y, aunque Palmeras en la nieve también estaba entre mis posibles compras, me decidí finalmente por él. Tal vez por el nombre o quizá por esas ganas que tenía de poder disfrutarlo al fin. Lo cierto es que cuando terminé de leer comprendí muchas cosas que, hasta ese momento, había mantenido en el lugar recóndito de mi mente de mis sentimientos. En ese rincón oscuro. Y aunque en algunas partes (pocas, a decir verdad) de la lectura se me hizo algo lenta, la trama volvió a tomar fuerza en las últimas partes, enganchándome hasta el punto de terminarme el libro en una tarde (quedándome varios capítulos y muchas más páginas por delante de lo que cabría esperar). Misión Olvido me ha enseñado muchísimas cosas y, entre ellas, a finalizar esas etapas dolorosas que nos pueden atormentar durante semanas, meses o años. Y eso es algo que conseguí hacer poco tiempo después de leer el libro.

Pero me centraré en la reseña a partir de ahora.

Blanca Perea es una mujer que, en pleno fin del siglo XX, tiene que afrontar una separación y el futuro hijo de su exmarido. Para ello, y gracias a la ayuda de su amiga Rosalía, decide aceptar una beca de una organización americana y viajar a California para poner tierra de por medio. Su cometido es poner en orden el legado de un profesor español llamado Andrés Fontana que murió hace unos años y al que apenas han prestado atención hasta ese momento. Al principio, su trabajo no la entusiasma, hasta que poco a poco empieza a sentir pasión por el legado del viejo profesor.

En la universidad donde trabaja entabla relación con Rebecca, la secretaria del director del departamento, con éste y con un amigo de Rebecca, Daniel Carter. A partir de ese momento, las historias de Blanca, Fontana y Carter se entrecruzan, mostrando así la historia pasada de ellos y la propia de Blanca en el momento de su investigación.

Con esta lectura he descubierto un nuevo personaje del que me he enamorado profundamente a pesar de su edad. El amigo de Rebecca. Y aunque en un principio pensé (e incluso quise que así fuera) que surgiría algo entre Blanca y Zárate (el director del departamento para el que trabaja ella), desde que apareció Daniel todo cambió. Lo preferí en todos los sentidos ♥.

Daniel Carter es un personaje misterioso, simpático, cortés y con cierto atractivo que, de verlo en persona (y cuando era joven en mi caso), acabaría prendida de él a primera vista. Seguro. Su historia es increíble y, cuando al final se desvela todo sobre él, no puedes evitar ponerte de su lado y sentirte aún más cautivada por Daniel. O, al menos, ese fue mi caso.

Ahora entiendo el porqué de esas partes lentas y, aunque en parte me costó leerlas, a partir de ellas no pude despegar mis ojos de las páginas del libro.


En definitiva, ha sido una lectura que he disfrutado a pesar de que fue completamente inesperado ponerme con ella antes de aquellas que ya tenía planeadas para ese verano. No me arrepiento de haber empezado a leerlo por todo lo que me ha enseñado y por esos momentos tan emotivos que he podido vivir en la piel de Blanca. Que por cierto, me he sentido muy identificada con ella a pesar de la diferencia de edad que hay entre nosotras.

Espero que os guste la reseña y que os anime a leer el libro, pues la historia que María Dueñas cuenta es preciosa y para nada predecible. Lo leí el verano pasado y no me arrepiento, para nada, de haberlo comprado en lugar de Palmeras en la nieve.

Si habéis leído el libro y queréis decirme lo que opináis, no olvidéis dejármelo en los comentarios.

PD: creo que no he introducido spoilers (eso

Entradas relacionadas

2 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Gracias por la reseña, no lo conocía y mi género favorito es la romántica ^^
    me lo voy apuntar, gracias por tu opinión tan sincera
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leer la reseña y dejar este bonito comentario. El libro lo conocí, si no recuerdo mal, porque lo anunciaron en la televisión y como me gustó El tiempo entre costuras (de la misma autora), no me pude resistir. Fue todo un acierto para mí. Espero que, si llegas a leerlo, te guste tanto o más que a mí ^^

      Saludos <3

      Eliminar

Este blog se alimenta de tus comentarios, por lo que si lees alguno de los capítulos ¿qué te impide expresar tu opinión? Estaré encantada de leerte y responder si es necesario. ¡Anímate a hacerlo! Eso sí, te agradecería que lo hicieras con respeto y sin insultar <3
El spam no está permitido bajo ningún concepto (salvo en la sección de Afiliados para anunciar que te has llevado el botón). Asimismo, si deseas que me pase por tu blog para curiosear o que me pase por alguna iniciativa, tag, premio, etc; te espero por el Libro de visitas.