Reseña negra: La sombra de la memoria


He estado a punto de colocar en esta entrada la imagen de las Reseñas Románticas. La costumbre, dirían algunos. El caso es que al final he rectificado y he puesto la que tocaba, ya que el libro del que vengo a hablarte es un thriller muy bien llevado, una novela negra que me ha sorprendido gratamente. La sombra de la memoria me lo regaló mi hermana el año pasado por Reyes y hasta ahora no he tenido tiempo para terminarlo. Hizo una buena elección, la verdad. A continuación sabrás por qué.

La sombra de la memoria

OPINIÓN PERSONAL

La historia comienza con la ambulancia despertando a Dana, la protagonista; han asesinado a su vecina Celia. Se acerca a la casa de los Steinhauser y la ve sobre un charco de sangre, con el pulso débil. A partir de ahí, Dana empieza a cuestionarse si ha sido ella la autora del crimen o si, por el contrario, es otro el culpable.

Lo cierto es que tiene razón la portada: atrapa desde la primera página. Doy fe de ello. Aunque me haya costado leerlo un año, no fue por aburrimiento, sino más bien porque al empezar las clases me cuesta más leer en papel. Sin embargo, desde abril de este año empecé a leer más seguido, lo dejé, y ha sido en estos días de junio que he pillado buen ritmo y al final me leí poco menos de la mitad que me quedaba en un día. El motivo es sencillo: la trama está bien hilada y, hasta casi el mismísimo final sospeché de todos los personajes que conocí, salvo de unos cuantos como los miembros del Departamento de Policía y los de la Fiscalía.

Sin embargo, considero muy importante recalcar que Dana, la protagonista, no es una mujer común y corriente, no es una protagonista más de novela negra. No. Ella es una mujer casada y con una enfermedad mental diagnosticada desde hace mucho tiempo. Dana es bipolar y, aunque a ratos parece una mujer cuerda, otras veces está tan maníaca que cuando hace algo y recupera la cordura no recuerda bien lo que hizo.

No quiere ir a la sesión. Con todo el jaleo que tiene en la cabeza apenas entiende lo que le dice la médica. Y además está el asesinato. Celia. Todo va encajando. Pieza por pieza, los hilachos flotantes de cosas, ideas, caras, recuerdos y palabras están uniéndose en los bordes, cuadrando, como un Big Bang que fuera marcha atrás, su vida, una explosión rebobinándose. Allí, entre esas sábanas almidonadas, con la televisión de la sala de día en un constante zumbido sordo de fondo, como una mosca atrapada en una mosquitera, tiene mucho tiempo para pensar.

Susan Crawford muestra, en general, dos puntos de vista diferentes: el de Dana Catrell y el del Jack Moss, el encargado de resolver el caso. Y aquí es donde me daré la licencia de contar una anécdota respecto a otros libros del género para así poder hacer una especie de comparación con este libro. Hay veces en las que, al leer un libro, si está contado por dos narradores, siempre me acabo interesando más por uno que por el otro. Ya sea porque me aburre saber lo que hace, como por el papel que juegue en la historia. Siempre ha sido así. Sin embargo, leyendo La sombra de la memoria no he pensado en ningún momento lo pesado que es tal personaje al ver su punto de vista. De hecho, me ha encantado poder saber más de Dana, así como de Jack.

—¿Por qué? ¿Por qué estás haciendo esto?
—Lo siento.
Jack da un paso hacia ella pero Dana retrocede.
—Está claro que quieres marearme la cabeza, así que, ¿qué quieres que te diga? ¿Qué es guapa? Y lista, seguro. Y que puede sobrellevar una comida en el E. Claire’s sin tener que tomar Xanax… Pues claro que Peter la preferiría a mí. ¿Qué más puede querer un hombre?
—Bastante más, créeme. Perdona si te ha parecido una emboscada citarte aquí. No quise avisarte para ver tu reacción... Para no enturbiar las aguas.

Este thriller me ha gustado muchísimo y me ha ayudado a comprender mejor a las personas que padecen Trastorno Bipolar. Me ha inspirado mucho y mis ganas de escribir este tipo de novelas ha regresado con mucha más fuerza, otra cosa es que me ponga pronto a ello… Al menos, me dará la inspiración suficiente como para renovar un poco la novela cuya protagonista sufre este tipo de trastorno.

En fin, recomiendo esta lectura a aquellas personas a las que les guste el thriller o la novela negra y que no tengan reparos a la hora de leer desde el punto de vista de una mujer emocionalmente inestable.



2 comentarios:

  1. No conocía esta novela, pero desde ya te digo que le voy a dar una oportunidad si o si... Creo que puede resultar muy interesante y puede haber mucho juego por la enfermedad de la protagonista, algo de lo que nunca he leído antes *-*
    ¡Muchísimas gracias por la recomendación! :D
    Por cierto, creo que se te ha olvidado la foto del libro ;)
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Me di cuenta de que faltaba la foto porque pensé que no había hecho ninguna, ni siquiera para la reseña, así que la he editado tras hacerla y la puse. ¡Gracias por comentarlo!

      Respecto a lo demás, me alegra que te cause curiosidad. No recuerdo en qué año salió porque me la regaló mi hermana (como digo en la entrada), pero si puedes conseguirla te animo a que la leas en cuanto puedas porque es impresionante. Al menos a mí me encantó *-*

      Gracias por pasarte <3

      Saludos.

      Eliminar

Este blog se alimenta de tus comentarios, por lo que si lees alguno de los capítulos ¿qué te impide expresar tu opinión? Estaré encantada de leerte y responder si es necesario. ¡Anímate a hacerlo! Eso sí, te agradecería que lo hicieras con respeto y sin insultar <3
El spam no está permitido bajo ningún concepto (salvo en la sección de Afiliados para anunciar que te has llevado el botón). Asimismo, si deseas que me pase por tu blog para curiosear o que me pase por alguna iniciativa, tag, premio, etc; te espero por el Libro de visitas.

Instagram