Juego de amantes | Capítulo 1



La familia Woodgate estaba formada por el James y Mary Woodgate, y sus siete hijos, de los cuales, cuatro aún permanecían en la vivienda familiar. Los más mayores habían contraído matrimonio con las hijas de otras familias de igual condición social. Por el momento, todo iba a las mil maravillas: su fortuna seguía en aumento y, por si fuera poco, eran reconocidos por la gran elegancia que poseía la única hija del matrimonio. Muchos se preguntaban por qué aún no había encontrado alguien que la desposara, pero nadie sabía cuál era la respuesta. Ni siquiera los padres, que habían hecho lo posible porque eso ocurriera.

Pero Anna tenía otros planes.

Desde muy pequeña mostró unos intereses fuera de lo común y bastante preocupantes para la niñera que se encargó de cuidarla, pues sus padres apenas estuvieron al tanto de todo lo que la niña tenía en la cabeza. Con ocho años consiguió que castigaran a uno de sus hermanos mayores por algo que había hecho Anne en realidad. Con doce años destrozó una reliquia familiar muy valiosa, pero ningún miembro de la familia pudo demostrar que había sido ella. Sin embargo, conforme se fue adentrando más en la adolescencia, su fuerte carácter pareció ocultarse mucho más en su interior, convirtiéndose en un modelo a seguir por el resto de jóvenes de su edad.

En verano de 1840, un día cualquiera, sus padres decidieron hablar con su hija sobre la falta de interés hacia sus numerosos pretendientes. Cansados del comportamiento de la joven y, a pesar de ser la única a la que consentían sus caprichos, decidieron organizar una reunión con baile y cena a la que invitarían a todos los pretendientes de Anna junto a sus familiares más cercanos. Ella, lejos de quejarse ante sus padres, mostró estar de acuerdo con la decisión tomada. Al fin y al cabo, ya era hora de que decidiera centrarse en uno de los tantos hombres que reclamaban su atención.

Tras obtener el permiso de sus padres, abandonó la estancia y se dirigió hacia su habitación. Cerró la puerta con cuidado y se dirigió hacia su cama para sentarse sobre ella. Esperó solo unos segundos, los suficientes como para que nadie pudiera interrumpirla, e introdujo la mano bajo el colchón de su cama. Extrajo un libro de tapa dura y oscura con dibujos extraños que invitaban a no abrirlo bajo ningún concepto. Pero Anna ya había abierto otras veces el libro y, por ello, no temía a su extraño poder. Buscó en el baúl donde guardaba su ropa una túnica oscura y salió por la ventana para que nadie pudiera preguntar hacia dónde se dirigía.

Caminó por las oscuras calles de la ciudad ocultando su rostro pálido y sus cabellos rojizos para que nadie pudiera reconocerla. Sus formas femeninas también parecían ocultarse, en parte, gracias a la túnica, aunque el vestido no lograra camuflarse con el conjunto. Por suerte para ella, nunca había sido interceptada por alguna persona que la pudiera perjudicar.
Se detuvo al llegar al cementerio y, tras mirar hacia ambos lados y cerciorarse de que nadie la seguía, entró en busca de un mausoleo concreto: el de su familia.

Con el libro entre sus brazos y sus ojos mirando al suelo, se acercó sin prisa, pero sin pausa, hasta el edificio grisáceo que contenía los restos de sus antepasados. Abrió la verja con cuidado de hacer el mínimo ruido posible y, tras cerrarla de nuevo, se adentró en las profundidades de aquella pequeña ciudad de los muertos.


Posó el libro sobre la tumba de mármol de la primera de sus antepasados. A diferencia de otras familias, la de Anna había sido formada gracias a una mujer que no necesitó a ningún hombre a su lado para mantener el apellido y el honor de una larga generación que, años más tarde, la despreciarían.

—Estará revolviéndose en su tumba al ver, desde donde quiera que esté, cómo sus descendientes la repudian —comentó Anna mirando hacia la inscripción que parecía borrosa por el paso de los años—. Salvo yo, y sabes muy bien por qué ¿verdad?

Abrió con cuidado la herencia de su antepasada y buscó la página concreta en la que se quería centrar.

El dibujo de algo parecido al demonio no la aterrorizó, sino todo lo contrario, provocó una sonrisa de satisfacción. Había encontrado lo que buscaba.
 ¿Qué os parece este primer capítulo? 
¡Comentadme vuestras impresiones!

10 comentarios:

  1. Anita15.3.16

    mujer rebelde que se sale de la epoca, y tal vez con hechiceria o magia. Pinta de lujo.
    ¿terminara haciendo lo que la sociedad quiere? ¿O lo que realmente desea?
    como se suele decir continuara...
    felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Me alegra que te guste, espero llevar la historia de Anne lo mejor posible ;)

      Eliminar
  2. Me ha gustado mucho, pero me pareció algo breve. Aunque la temática romántica no es mucho de mi agrado, el toque oscuro con el que presentaste el primer capítulo me atrae enormemente.
    Seguiré leyendo la historia de Ana... ¿Conseguirá novio o decidirá vivir en la soltería?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Gracias por pasarte, yo aún tengo que ponerme al día con tus capítulos D:
      Fue corto, sí, pero los siguientes (y dentro de los límites) serán un poco más largos. Espero que no se me eche el tiempo encima porque tengo demasiadas cosas urgentes que hacer (y todas relacionadas con escribir jeje).

      Ya se verá qué ocurre ;)

      Saludos.

      Eliminar
  3. ¡Holaaaa!
    Ha empezado muy bien ^^ la prota me va a caer bien ;P
    Pero al contrario que Mikel... espero que esa oscuridad no tenga mucho protagonismo en la historia jaja
    Me has dejado con la intriga ^^
    ¡Un besazoo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Yo solo espero no haber empezado demasiado bien jajaja. No pretendo que la oscuridad sea la protagonista de la historia, a decir verdad. Tengo otros planes que me gustan más jejeje.

      Muchas gracias, me alegro que te guste *-*.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Kathia3.4.16

    Me ha gustado! Es algo diferente e intrigante. Para ser breve ha captado mi atención y me ha despertado el interés de continuar leyendo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Me alegra que te guste, Fue más un capítulo introductorio que otra cosa, pero me gusta mucho. Quizá más adelante tenga que hacerle un buen repaso y editarlo, pero por el momento está guay jeje.

      Saludos <3

      Eliminar
  5. Pensé que iba a ser algo estilo kamasutra el libro, pero me sorprendió por completo con lo del cementerio. Me encantó. Sigo leyendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué va! Mis títulos engañan mucho, ya lo habrás podido comprobar jeje. Además, en ningún momento he puesto por ahí que sea algo estrictamente sexual, así que ya veremos lo que sale.

      Muchas gracias, me alegra muchísimo que te haya gustado *-*

      Saludos.

      Eliminar

Este blog se alimenta de tus comentarios, por lo que si lees alguno de los capítulos o entradas sobre otros temas, ¿qué te impide expresar tu opinión? Estaré encantada de leerte y responder si es necesario. ¡Anímate a hacerlo! Eso sí, te agradecería que lo hicieras con respeto y sin insultar <3
El spam no está permitido bajo ningún concepto (salvo en la sección de Afiliados para anunciar que te has llevado el botón). Asimismo, si deseas que me pase por tu blog para curiosear o que me pase por alguna iniciativa, tag, premio, etc; te espero por el Libro de visitas.

Con la tecnología de Blogger.