31 de enero de 2016

Inspirándome con un elemento #5


¿Sabéis algo? La magia me encanta, y también la fantasía, por eso, y gracias a las películas del Estudio Ghibli, me he animado a cambiar un poco la dinámica de este reto. Quiero que los que participen consigan desarrollar a un personaje y, por primera vez, os daré a elegir entre dos (y solo se podrá elegir uno, por eso de que solo vale usar un elemento): un mago o una bruja. El relato (o lo que queráis escribir) tendrá que tener como protagonista a uno de estos dos seres mágicos, pero más que nombrarlos como lo que son, estaría genial que el personaje hablara por sí solo (no sé si me pilláis).

Recordad que no es necesario apuntarse como tal, solo tenéis 
que escribir el relato y dejarme el enlace en esta entrada o por las redes sociales. 
Tampoco es necesario cumplir todas las semanas.

Entrega de premios

¡Muy buenas, queridos románticos! Pensaba que con este blog no tendría que hacer este tipo de cosas, y sé que no tengo por qué hacerlo, pero también sé que os gusta leer algo más sobre mí aparte de las historias que escribo. Antes de anunciarlos y hacer lo debido, anunciaré que todos los premios que me concedan y me quieran avisar por el blog (no por Google+, cosa que prefiero), irán al libro de visitas o borraré el comentario y no lo tendré en cuenta. ¡Quedáis avisados! También aviso que no nominaré a nadie porque me parece una tontería, quien quiera responder a las preguntas que me han hecho para darse un poco más a conocer, es completamente libre de hacerlo.

¡Comencemos!


He sido nominada por +Rakel Relatos, del blog Los relatos de Rakel (que, por cierto, os recomiendo muchísimo visitar); y +Estefania Vega, del blog Del sí al no, ¿cuántos quizá? Muchas gracias a ambas por el reconocimiento.

A continuación, coloco las normas copiadas de uno de estos blogs:
  1. Dejar un comentario en el blog que te nominó y, cuando lo sigas, dejar un comentario para que te sigan a ti.
  2. Contar 11 cosas sobre ti.
  3. Responder las preguntas que preparó para ti la persona que te nominó.
  4. Formular 11 preguntas nuevas para que respondan las personas a quién nominas.
  5. Nominar a 11 Blogs con menos de 200 seguidores y cuando lo hagas dejar un comentario en sus blogs para avisarles (esto no lo haré porque no me gustan este tipo de comentarios).
Como me han nominado dos personas, solo pondré once cosas sobre mí porque para estas cosas soy un poco mala...

Once cosas sobre mí

  1. Soy una romántica empedernida, me encantan los libros de romance (tanto históricos, como de cualquier otro tipo) y las películas de la temática.
  2. No me gusta el terror, aunque sí que me he planteado escribir algo relacionado con el terror... Otra cosa es que me salga.
  3. Algunos de mis libros favoritos son: El tiempo entre costuras, El castillo ambulante, Orgullo y Prejuicio y Deseo Rebelde. Como veis, hay mucha variedad jeje.
  4. Odio las arañas. Gracias a ellas pienso que tengo aracnofobia, y no es simple repulsión...
  5. Empecé a escribir porque tenía muchas ganas de escribir mis propias historias, sentirlas mucho más... En realidad es algo difícil de explicar.
  6. Me encantan las películas de Harry Potter y, en general, todas las que tengan magia dentro de la trama.
  7. Soy fan de las películas Disney, sobre todo La Bella y la Bestia y La Bella durmiente.
  8. La lluvia me gusta, siempre que me pille en casa y pueda contemplarla desde la ventana.
  9. No soporto ni las mentiras (las piadosas las tolero siempre que tengan justificación) ni a la gente falsa. 
  10. Me gusta descubrir canciones nuevas en Spotify.
  11. El chocolate es una de mis grandes pasiones.

Preguntas del blog 'Los relatos de Rakel'

  1. ¿Un libro que te haya hecho llorar? Ahora mismo no recuerdo ninguno >.<.
  2. ¿Cuál es el último libro que has leído o estás leyendo? Estoy leyendo La sombra de la memoria (¡pronto reseña!).
  3. ¿Prefieres el mar o la montaña? Montaña.
  4. Un personaje de ficción con el que te identifiques. Creo que, en parte, con Sophie, de El castillo ambulante.
  5. ¿Eres más de Papá Noel o de Reyes Magos? Reyes Magos.
  6. ¿Cuál es tu libro favorito? Difícil cuestión... Diría que Orgullo y Prejuicio.
  7. ¿Y tu película favorita? Por cambiar, diré que La princesa Mononoke.
  8. Una cita célebre que te haya calado hondo. Pues creo que no tengo ninguna.
  9. ¿Dónde sueles escribir? En mi habitación.
  10. ¿Por qué decidiste crear un blog? Porque me gusta conocer la opinión de la gente sobre mis historias, y porque también me agrada compartir con los que quieran leerme mis gustos y opiniones.
  11. Un lugar en el que no hayas estado y quieras visitar. Por ejemplo, Jaén o Almería. Es lo que me queda por visitar de Andalucía, si no me equivoco.

Preguntas del blog 'Del sí al no, ¿cuántos quizá?'

  1. ¿Libros nuevos o libros viejos? No sé a qué se refiere la pregunta, pero interpretándolo a mi manera diré que ambos. Mientras esté en buen estado, no me importa.
  2. ¿Qué series miras? Ahora mismo ninguna, pero la última por la que me interese fue Wayward Pines (creo recordar que se escribe así).
  3. ¿Tenés algún mal hábito? ¿Dormir hasta tarde los fines de semana podría considerarse un mal hábito?
  4. Cuando eras chica, ¿qué querías ser? Abogada.
  5. ¿Cuál es tu libro o saga preferida? La saga de Harry Potter.
  6. ¿Cómo fue tu primer beso? Inolvidable.
  7. ¿Tenés hermanos? Sí, una (hermanos no).
  8. ¿Cuál es tu frase favorita? Disfruta el momento (Carpe Diem). A veces la aplico a mi vida, y otras no.
  9. ¿Qué es lo que valoras en una amistad? La lealtad.
  10. ¿Qué carrera querés seguir o seguís? Ingeniería informática.
  11. ¿Qué libro te decepcionó? El ojo del Golem, de Jonathan Stroud. Pensé que sería igual de interesante que El amuleto de Samarkanda, pero empezó de una forma tan aburrida que tuve que dejar de leerlo. Quizá le dé una oportunidad más adelante, pero por el momento sigo sin querer volver a empezarlo.




En esta ocasión, he sido nominada solo por el blog de +Rakel Relatos de Los relatos de Rakel y +Rick Seth, del blog RicksethblogMX. ¡Muchas gracias por tenerme en cuenta! Me alegra mucho saber que pensáis que contribuyo mucho en la blogosfera.

Reglas del premio

  1. Agradecer públicamente a la persona que te ha otorgado el premio.
  2. Nominación en una entrada de tu blog personal a los 10 bloggers que a tu juicio más contribuyen a la bloggosfera.
  3. Exhibir el logotipo del premio en tu blog.
  4. Notificar la nominación públicamente a las personas nominadas.
Lo siento, pero soy una rebelde y también voy a no seguir algunas de las reglas (concretamente la 2 y la 4). Eso no quiere decir que no piense que haya gente que cumpla con los requisitos. ¡Hay bastantes desde mi punto de vista! Y creo que todo el mundo que dedique tiempo a su blog y se pase por otros tiene todo el derecho a ganarse este reconocimiento.


Actualización 5/3/2016.


A este premio me ha nominado  +Micaela Cataldi Evia del blog Mi proyecto de escritura. ¡Muchas gracias por pensar en mí para el premio! Las normas son las siguientes:

1 - Seguir al blog que te nominó. 
2 - Contestar las 11 preguntas que realizó el blogger. 
3 - Nominar a 5, 11 o 20 blogs y hacerles 11 preguntas.
4 - Informar a dichos blogs de su nominación.
Pero como siempre, no seguiré la de nominar porque... no, no me apetece. Si vuestro blog no tiene ningún premio y os queréis llevar este (como los dos anteriores) a vuestro blog, entonces ¡hacedlo sin problemas! Y si deseáis responder a preguntas que yo os haga, no os olvidéis de decírmelo para pensar en las once que os toquen; pero también podréis usar las preguntas que me han hecho a mí sin problemas.


Preguntas del blog 'Mi proyecto de escritura'. 


1. ¿Qué libro fue el primero que te hizo amar la literatura?

Ahora mismo no sabría responder a esta pregunta, hace ya muchos años que leo y, sinceramente, no recuerdo cuál fue mi primera lectura.

2. Nombra ese libro que siempre recordarás y porqué. 


Creo que me quedo con El tiempo entre costuras. Supongo que el motivo por el que me quedo con ese libro es por la valentía de la protagonista, las situaciones vividas y... no sé, es un libro que siempre recordaré y que siempre llevaré en mi corazón.

3. Si tuvieras que elegir un género literario para leer toda tu vida ¿Cuál sería?


¿Sólo uno? En ese caso, me quedo con la romántica y todos sus subgéneros.

4. Si escribieras un libro ¿A quién se lo dedicarías?


Bueno, he terminado ya uno que será publicado (Ritual, para quien aún no lo sepa), pero la dedicación... Es muy complicada, la verdad. Eso sí, no me quedaré con las ganas de hacer una a mi abuelo por parte de madre.

5. ¿Qué palabra te describe como escritora o lectora? 


Romántica empedernida. Oh, espera, que son dos... Si elijo la primera solo, puedo decir que soy una escritora y lectora romántica, y si no me creéis, os servirán de testimonio los relatos y novelas que encontraréis en este blog.

6. ¿Qué libro releerías?


Ya he releído varias veces El cáliz de fuego (Harry Potter), pero si tuviera que escoger entre los libros que ya he leído desde ese, elijo Los juegos del hambre. Aunque no sería el único...

7. ¿Que título de libro describe tu vida actual?


En verano hubiera respondido, más o menos, Misión Olvido, pero ahora... No sé, no recuerdo ningún libro que pueda describir mi situación actual (a no ser que usara alguno de los míos, pero no sabríais por qué porque aún no están terminados algunos jaja).

8. ¿Cual o cuales son tus autores favoritos?

Jane Austen y María Dueñas, aunque también están en proceso Elizabeth Bowman, Marisa Sicilia y Erea López.

9. ¿Cuál es tu cita favorita?


No tengo ninguna cita ahora mismo con la que me identifique o que pueda ser considerada como mi favorita.

10.¿Por qué decidiste abrir el blog?


En principio, lo que quería era publicar algunos de mis relatos y novelas románticas, pero a medida que ha ido creciendo poco a poco, he decidido también publicar entradas relacionadas con la temática de Ficción Romántica. Y como no, también reseño libros de este género, aunque pueda leer poco por falta de tiempo...

11. ¿Cual es la entrada favorita de tu blog?

Es una pregunta muy difícil de responder, pues tengo varias entradas favoritas jeje. Como tengo que elegir, me decido por Esclavos de la pasión, es un relato muy especial para mí.


¡Espero que os haya gustado esta entrada!
Espero vuestros comentarios <3

Club de lectura bloguera: Tercera semana


¡Muy buenas, románticos! Esta semana, y gracias a la página Random.org he obtenido el siguiente resultado:

El número 2 está asignado al relato de +M.A. Álvarez titulado Bla Bla Killer. Como en el caso anterior, no indicó ninguna lectura, por lo que me encargué yo de elegirla. ¡Seguro que nos sorprende!

¿Qué haremos?

Leeremos y, una vez que lo hayamos hecho, antes de terminar la semana tendremos que publicar nuestra opinión sobre la lectura (eso sí, si tenéis el blog organizado como yo, no hace falta que la publiquéis inmediatamente, sino cuando lo tengáis estipulado). Si hay algún blog exclusivo de reseñas participando, tendrá que hacer la reseña cuando cree conveniente (siempre que sea antes de que termine la semana).

Para comentar en las redes sociales la lectura, podréis usar el hashtag: #BlaBlaKiller tanto en Twitter como en Google+ (en este último caso podríais nombrar al autor si lo consideráis necesario, o nombrar a cualquier otro usuario con el que queráis comentar el relato) o Facebook (recordad que está el grupo para comentarla entre nosotros. Quien aún no se haya unido, podrá hacerlo en: grupo del club).


Si tenéis dudas, ya sabéis, a comentar sin miedo.
Y ahora... ¡a disfrutar de la lectura!


Reseña romántica: Una rosa es una rosa


¡Muy buenas, mis románticos! Espero que tengáis un buen domingo, yo no sé qué deciros porque mi semana ha sido bastante ajetreada y, para colmo, con una gran decepción que sufrí ayer... ¡Pero no os preocupéis! He tenido el tiempo suficiente como para preparar esta reseña del club de lectura. Os recuerdo que quien quiera apuntarse, podrá hacerlo en la entrada correspondiente al club.




Lo que más me ha gustado de este relato ha sido el facto del tiempo bien explotado. La autora nos pone en situación presentándonos a uno de los personajes, la chica. Consigue desesperar al lector introduciéndonos en la trama, preguntándonos por qué siempre tiene que esperar a su marido... Y sin esperarlo, consigue dar un giro a la historia bastante bueno. 

Como en la anterior lectura, si le dais una oportunidad a este relato encontraréis una gran moraleja que no os desvelaré (tendréis que descubrirlo vosotros mismos, no voy a hacer todo el trabajo yo).

Recomiendo esta lectura porque tiene una enseñanza y porque hasta el final no sabes lo que ocurrirá, así que os animo encarecidamente a leerlo.



Opiniones del resto de miembros del club:


¡Espero haberos animado a leer el relato!

Si queréis participar, no os olvidéis de ir al enlace del principio de la entrada, leer de qué va y lo que se hará, y pedir correctamente estar en la lista. Recordad también que, durante el transcurso del día, será publicado el siguiente relato que nos tocará leer. ¡Mucha suerte a todos!


30 de enero de 2016

Sorteo activo: Ojalá no fueras tú

http://loslibrosdelorenna.blogspot.com.es/2016/01/sorteo-conjunto-ojala-no-fueras-tu.html

Mientras me pongo al día con las entradas del blog y la lectura de esta semana (por desgracia, esta semana tampoco habrá participación por mi parte en la iniciativa ICUE, es una pena), os anuncio que participo en el sorteo de Ojalá fueras tú, de la autora Beatriz Gant, administradora del blog romanticón. Si queréis acceder a él para saber cuáles son las condiciones, o por si os interesa conseguir el libro, no tenéis más que hacer clic en la imagen y os llevará directamente a la entrada del sorteo.

Por cierto, si os interesa o decidís apuntaros a él, me encantaría saberlo mediante los comentarios.

27 de enero de 2016

Volveré a dejarte - Primer flashback


3 de octubre de 2013. Provincia de Sevilla.

Una de las razones por las que amaba tanto a Dan era por su romanticismo. A veces me regalaba rosas sin motivo, o me invitaba a cenar para celebrar otro día más juntos. La confianza que ambos teníamos era la suficiente como para hablar sobre cualquier tema sin que me ruborizara, o sin que él se trabara al hablar. 

Como cuando hablábamos sobre sexo. Al principio de nuestra relación era impensable para mí pensar siquiera en acostarme con Dan, por mucho que confiara en él como hombre y como persona. A medida que fue avanzando nuestra relación, mis ganas por demostrarle lo que sentía por él fueron aumentando, y ya no bastaba con decírselo o con besarle con esa intensidad que a veces se me escapaba por los labios.

No bastaba porque yo quería algo más.

Al año y medio de estar juntos surgió y, como ambos pensamos, fue increíble. Tuvimos nuestros problemas, pero al final conseguimos que toda la magia y el amor fluyera entre nosotros.

Sin embargo, aquel tres de octubre, mis sentimientos actuaban por sí mismos. Mi cerebro no controlaba a mi cuerpo ni a mi corazón, por lo que me abalancé sobre él en cuanto lo vi entrar por la puerta. Lo besé como nunca antes lo había hecho, pero con esa intensidad que tanto me caracterizaba desde que estábamos juntos. A pesar de su sorpresa inicial, no me detuvo, sino que sus manos sobre mi cintura me incitaron a continuar.

―Que fogosa estás hoy ¿no?

―Solo es una forma más de demostrarte lo mucho que te amo. Y que cada día va a más.

Volvimos a besarnos y la lujuria se apoderó de mi cuerpo. Desabroché su camisa con apuro y se la quité de un tirón, sin reparar en los posibles daños que la prenda pudiera sufrir. Con pasos torpes, ambos nos dirigimos hacia la habitación.

―¿Ni siquiera me vas a dejar comer?

¿Y qué necesidad había de comer si antes podíamos alimentarnos el uno del otro?

―¿De verdad quieres que te responda a eso? ―pregunté alzando una ceja.

Como respuesta, atrajo mi cuerpo hacia el suyo y volvió a besarme con fuerza, con esa pasión que tanto me gustaba en él. Empujó mi cuerpo hacia la cama y terminó de desvestirse antes de comenzar a hacer lo mismo conmigo. Sus caricias por mi cuerpo encendieron mi ser y mi corazón, que siempre palpitaba por él, latía desbocado. El hormigueo apareció en mi pecho y se fue extendiendo por todo mi cuerpo, haciéndome sentir amada y, a la vez, deseosa por sentir a Dan en mi interior.

Finalmente nos entregamos el uno al otro.

―Te amo, María ―Me besó en la frente y se levantó de la cama para vestirse―. Necesito comer algo.

Desapareció de la habitación y, al cabo de unos segundos, oí ruido en la cocina. Tras unos minutos recordando lo acontecido anteriormente, decidí levantarme para ayudarle a preparar la comida.



Próximamente... CAPÍTULO 5

26 de enero de 2016

Adiós a mi antiguo yo | Capítulo 4




El profesor cañón

Delia vuelve a aparecer en el local de la compañía de baile al día siguiente. Tras proponer a Amaya que León le dé clases de baile, espera que él aparezca y confirme la respuesta que la directora le ha dado de antemano. Faltan pocos días para que llegue la fiesta de empresa y desea, con todas sus fuerzas, impresionar a Valerio. Ya no le importa su reacción poco madura ante la declaración, ni haber salido huyendo del restaurante sin ninguna respuesta positiva para él.

Pero también necesita hacerlo por ella. Necesita olvidar lo antes posible.

―Amaya me ha dicho que deseas recibir clases de baile conmigo ―comenta él con precaución, como si temiera meter la pata―. Voy a comentarte aquellos que podría enseñarte y tú decides si sigues queriendo o no.

Delia asiente y poco después León enumera los diferentes tipos de baile que domina. Tango, bachata, rumba, vals, funky, lírico y flamenco. Está deseando probar con cualquiera de los estilos, aunque el que más le gusta es el tango.

―En realidad podría enseñarte cualquiera de los que existen, pero creo que el que más te pega es el tango. Bajo esa fachada de mujer de negocios se esconde una mujer apasionada que necesita dejar fluir lo que siente.

Y no se equivoca. Tampoco ella lo desmiente.

―El tango es justo el baile que tenía pensado ―comenta con una sonrisa―. ¿Cuándo podríamos empezar?

―Hoy mismo si estás disponible.

Los ojos de Delia brillan de la emoción. Está deseando empezar, pero también es cierto que necesita terminar de arreglar algunas cosas de la fiesta antes de dedicarse a uno de sus hobbies poco explotados.

―Aún tengo que terminar algunos preparativos para la fiesta que estoy organizando. Si no tienes inconveniente, podríamos vernos esta tarde a las ocho. ¿Aquí o…?

―Sí, aquí. A esa hora terminamos los ensayos y ya no hay clases hasta el día siguiente por la mañana. Te espero entonces.

Toma de la cintura a Delia y deposita un beso en cada una de las mejillas de la chica. Están ardiendo tras el contacto, pero intenta no darle mucha importancia. Es lo último que le falta para que el cóctel de sus emociones explote.


···


A la hora acordada, Delia espera a León sentada en el recibidor del local. Sonríe al escuchar las últimas melodías de una canción actual que no deja de escuchar en sus ratos libres. Después, la música termina y el jaleo del fin del ensayo se hace presente tanto en el interior del aula como en el exterior cuando los bailarines empiezan a salir atropelladamente. Ninguno parece reparar en la presencia de la mujer de negocios hasta que aparece León en su campo de visión con una sonrisa. Ella se levanta y avanza hacia él mientras el bailarín termina de despedirse de los más rezagados.

―¡Qué puntual! ―León mostró una amplia sonrisa.

―Terminé a tiempo el trabajo.

―Ven, vamos al aula de tango.

La tomó de la mano y Delia tuvo que controlarse para no ponerse nerviosa. Pero no podía evitar sentirse así, era su primera clase de uno de los bailes que más le gustaban, con el profesor más sexy que había podido encontrar. ¡Bendito destino!

Cuando ambos entraron en el aula, situado en la segunda planta, Delia quedó maravillada por el gran espacio y la cantidad de espejos que había. Tras indicarle que estirarían antes de comenzar para evitar lesiones estúpidas, León puso música clásica para empezar con los estiramientos. Delia, como nunca había asistido a escuela de baile alguna, siguió a León en todos sus movimientos. Por suerte para ella, casi toda su vida había sido ejercicio, por lo que no tuvo problemas en cuanto a flexibilidad. «Menos mal, no quisiera pensar lo que pasaría si no me hubiera decidido en su momento por el yoga» pensó antes de que la música terminara.

―Estupendo, creo que ya podemos empezar.

Lo primero que hizo fue mostrarle los pasos básicos. Cambió la cinta y le hizo una demostración solitaria de algo que ella había visto millones de veces en las competiciones de baile que veía por la televisión o en internet.

―Lo más importante del tango es sentirlo, dejar fluir la pasión por tus venas y que estas la bombeen hasta tus extremidades. Al principio quizá te cueste, pero ya verás como con cada ensayo verás una gran mejoría.

León se acerca a ella, la toma de la cintura y la atrae con un movimiento rápido y suave hasta su cuerpo. Delia empieza a sentirse acalorada. «Es solo baile ―piensa para intentar tranquilizarse―. Un baile muy sensual». Inspira sonoramente, retiene el aire durante unos segundos, lo suelta y asiente, indicándole así que está preparada.

―Te iré indicando con mis piernas los movimientos a seguir siempre que sea necesario. Ante todo, tienes que estar relajada ¿vale? Ten en cuenta que esto es como hacer el amor, tienes que sentirlo y disfrutarlo.

Delia traga saliva ante la última frase de León, pensando en que no es la mejor forma para hacer que se relaje. Sin embargo, inspira hondo varias veces mientras observa cómo el bailarín pone la música. Sabe que no es sencillo seguir el ritmo de la música siendo la primera vez, pero igualmente piensa que no debe ser tan complicado para ella. Todo en el ambiente la invita a seguir el ritmo: la mirada intensa de León, sus movimientos experimentados y la voz del hombre que comienza a cantar. Mira los pies del bailarín cuando estos comienzan a moverse. Con expresión sorprendida le observa y él sonríe.

―No tengas miedo, Delia. Relájate ―murmura muy cerca de su rostro.

Sus manos se deslizan por los brazos de ella, que siente una corriente intensa por todo su cuerpo. Una de ellas sigue bajando sin prisa hasta llegar a su pierna. La coloca sobre su propia cintura y pega su frente a la de Delia sin dejar de mirarla ni un solo instante.

Logra que se sofoque sin apenas haber comenzado.


CAPÍTULO 5 »

24 de enero de 2016

Club de lectura bloguera: Segunda semana


¡Muy buenas, románticos! Ya hemos logrado romper el hielo con la primera lectura y... ¡vamos a por la segunda! Esta semana, y gracias a la página Random.org he obtenido el siguiente resultado:

Si os fijáis en la entrada dedicada a la explicación del club de lectura, todos tenemos un número asignado. En esta ocasión le ha tocado el turno a +Roxana B Rodriguez (anteriormente Azaly9) y uno de sus relatos. Como no dejó ninguno en particular, yo he elegido Una rosa es una rosa (aunque sé que algunos miembros del club ya lo han leído, pero igualmente pueden recordar lo que leyeron para la reseña).

¿Qué haremos?

Leeremos y, una vez que lo hayamos hecho, antes de terminar la semana tendremos que publicar nuestra opinión sobre la lectura (eso sí, si tenéis el blog organizado como yo, no hace falta que la publiquéis inmediatamente, sino cuando lo tengáis estipulado). Si hay algún blog exclusivo de reseñas participando, tendrá que hacer la reseña cuando cree conveniente (siempre que sea antes de que termine la semana).

Para comentar en las redes sociales la lectura, podréis usar el hashtag: #UnaRosaEsUnaRosa tanto en Twitter como en Google+ (en este último caso podríais nombrar al autor si lo consideráis necesario, o nombrar a cualquier otro usuario con el que queráis comentar el relato) o Facebook (recordad que está el grupo para comentarla entre nosotros. Quien aún no se haya unido, podrá hacerlo: grupo del club).


Si tenéis dudas, ya sabéis, a comentar sin miedo.
Y ahora... ¡a disfrutar de la lectura!

Inspirándome con un elemento #4


Echaba de menos estos retos ¿vosotros no? Espero poder usar el reto de esta semana para continuar con Disfruta el momento, aunque ahora que vuelvo a disfrutar de mi pareja favorita, no sé si me saldrá algo interesante... En esta ocasión, y gracias a una película que se ha convertido en los últimos tiempos en una de mis favoritas, os dejo con música instrumental que nos servirá de inspiración.



Como siempre, no es el vídeo lo que tiene que inspiraros, sino la música. Antes de poneros a escribir, escuchadla con atención, como si la estuvierais degustando poco a poco. Cuando sintáis que la idea fluye por sí sola, podréis poneros a escribir. Es curioso, pero mientras escucho la música y escribo esta entrada, se me están ocurriendo muchas cosas para la continuación del relato que mencioné anteriormente. Espero que a vosotros os ocurra lo mismo y que os salgan unos relatos increíbles.

Recordad que no es necesario apuntarse como tal, solo tenéis 
que escribir el relato y dejarme el enlace en esta entrada o por las redes sociales. 
Tampoco es necesario cumplir todas las semanas.

Reseña romántica: La princesa, el brujo y el caballero


¡Muy buenas, mis románticos! Espero que tengáis un buen domingo, yo no sé qué deciros porque mi semana ha sido bastante ajetreada. ¡Pero no os preocupéis! He tenido el tiempo suficiente como para preparar la primera reseña del club de lectura. Os recuerdo que quien quiera apuntarse, podrá hacerlo en la entrada correspondiente al club.

Este relato tiene como personajes a un caballero, un brujo y una princesa. Al empezar a leer, reconozco que me ha recordado a esos cuentos infantiles con moraleja al final y, en cierta forma, este también tiene la suya propia. Es un relato lleno de enseñanzas (o al menos eso es lo que me ha llegado a mí) y que me ha encantado descubrir gracias al club de lectura.

En cuanto a los personajes, me gustaría hablar de ellos uno por uno. El brujo me ha sorprendido muchísimo. De un hombre que está vinculado a la magia negra se puede esperar cualquier cosa, menos lo que él mismo le cuenta al caballero (y a nosotros, los lectores). 

El caballero podría decirse que me ha resultado un poco indiferente. Por un momento pensé que no haría lo que se esperaba de él (no diré mucho más para que vayáis vosotros mismos a leer), pero supongo que al fin y al cabo está en su título... No es un mal personaje tampoco, así que no me malinterpretéis.

Sobre la princesa se sabe poco, pero es lo suficiente como para sentirte un poco identificada con ella. La verdadera historia era entre el brujo y el caballero, pero igualmente tiene relevancia ya que de no haber princesa, no habría sucedido nada de lo narrado.

En cuanto a la trama, para ser un relato corto, está muy bien desarrollada, pensada y zanjada; y el final, aunque abierto, me parece bastante redondo. No se puede negar que me ha gustado mucho leerlo, la verdad.

En resumen, es una historia que consigue atrapar desde el principio si te gustan las aventuras heroicas, las princesas y la magia. Eso sí, no negaré que el autor tiene que mejorar muchas cosas dentro de la narración (más que nada aspectos de ortografía y estructuración de oraciones), pero vale mucho la pena leer sus escritos. Sobre todo éste.

Opiniones del resto de miembros del club:

Soñando uno de tus sueños | El blog de M. A. Álvarez

¡Espero haberos animado a leer el relato!

Si queréis participar, no os olvidéis de ir al enlace del principio de la entrada, leer de qué va y lo que se hará, y pedir correctamente estar en la lista. Recordad también que, durante el transcurso del día, será publicado el siguiente relato que nos tocará leer. ¡Mucha suerte a todos!

23 de enero de 2016

Davina | Capítulo 6



Esa misma noche realizaba una segunda inspección a mi habitación cuando alguien llamó a la puerta.

Adelante.

Mi cuerpo se quedó en el mismo sitio mientras mis ojos observaban de nuevo la fotografía de Nise junto a su padre. Ambos se parecían mucho, al menos en la actualidad él se parecía muchísimo a su padre.

¿Puedo hablar contigo, hija?

Se trataba de Ri, la abuela de Nise. La reconocí por esa voz temblorosa que caracterizaba a la anciana. Me giré y la encontré encorvada junto a la puerta. Aún no había visto al resto de la familia menguar tal y como lo hacía Nise, pero quizá fuera mejor así.

Claro, siéntese —respondí.

Caminé hasta la cama y me senté frente a ella.

Confiaba en que accedieras a ayudarnos, no solo a nosotros, sino a todo el mundo que conforman los reinos. ¿Sabías que Bobb lleva observándote para ellos desde hace bastante tiempo? Él tenía la certeza de que aceptarías la misión a pesar de nuestras dudas. Siempre confió en ti y seguirá haciéndolo al menos hasta que se sienta defraudado contigo. Por eso quería hablar contigo —Sonrió y tomó mis manos entre las suyas temblorosas—, porque no me gustaría que mi nieto sufriera sin necesidad. ¿Me entiendes?

¿A qué se refiere? —pregunté sin saber realmente a qué podía referirse.

A que no le ilusiones vagamente. Sufre mucho cuando siente que le traicionan.

Miré a Ri con preocupación. ¿Por qué me decía todo aquello en ese momento? ¿Qué pensaba que estaba haciendo con su nieto?

Le aseguro que no lo haré. Nise es muy importante para mí a pesar del poco tiempo que lo conozco. No podría traicionarle ni aunque quisiera. Además —Hice una pequeña pausa—, no me gustan las traiciones.

Eso espero, hija —Dio varias palmadas sobre el dorso de mis manos y luego se levantó—. No quiero que pienses que te odio o que no me gustas como amiga para mi nieto. Al contrario, creo que eres una buena persona y que harás bien tu trabajo... o lo que quiera que tengas que hacer aquí. Cuida de mi nieto, ¿vale?

Así lo haré —Alcé la mirada para observarla un instante más y, cuando nuestros ojos se encontraron, ella sonrió y me soltó.

Buenas noches.

Le devolví los buenos deseos y esperé a que se marchara para suspirar. No había sido fácil escucharla y contener la rabia. ¿Pensaba que estaba ilusionando falsamente a Nise? ¿Que lo usaría para mis propósitos malignos durante el viaje? ¡A saber qué pasaba realmente por la cabeza de esa mujer! Tal vez había visto algo extraño en su comportamiento y había decidido intervenir.

Me tumbé sobre la cama y fijé mi mirada sobre un punto aleatorio del techo. No podía dormir a pesar de que necesitaba estar despejada para poder empezar el viaje con buen pie. Además, por alguna extraña razón quería causarle más buena impresión a Nico, aunque no hiciera falta.


—♦♦♦♦—


Por la mañana me desperté en una posición bastante extraña. No recordaba en qué momento me rendí al cansancio. Tres toques en la puerta provocaron que mi cabeza girara hasta ella. En ese instante se abrió y apareció Nise, que entró precipitado en la habitación para cerrar la puerta a su espalda. Con la respiración agitada se detuvo para mirarme con una sonrisa que, según pensé, evitaba esbozar.

¿Aún estás así? —preguntó divertido.

En realidad no quedamos en una hora concreta, por lo que iba a tomármelo con... —Entonces reaccioné— ¿Qué haces aquí, si se puede saber?

Se encogió de hombros antes de responder.

Quería comprobar que estabas despierta, nada más.

Sí, claro, y por eso has entrado corriendo como si te estuviera persiguiendo una temible criatura.

En parte es así... Fidra no quiere que me vaya —Bajó la cabeza.

Me incorporé sobre la cama y me senté, mirándole directa y fijamente. Esperaba que, por casualidades de la vida, se diera cuenta de que le estaba mirando y levantara así la cabeza. Pero no fue así y por eso me levanté. Me acerqué a él con calma, pero sin pausa.

Eh —Con una mano en su mentón hice que poco a poco levantara su mirada—, es normal que esté así. Eres su hermano y supongo que entiende que corres peligro en esta misión. Todo es culpa mía, por ser tan egoísta.

Nise abrió los ojos sorprendido.

¿Egoísta por qué? —Yo solo sonreí, y él entendió a qué me refería— ¡Oh, venga! Si no lo hubieras propuesto tú, lo hubiera hecho yo. ¿Crees que después de traerte hasta aquí te iba a abandonar a tu suerte?

No lo sé —susurré.

Prefiero eso a una afirmación rotunda —Fue todo lo que él dijo.

De nuevo, como el día anterior, el silencio se apoderó del poco espacio que había entre los dos. Los nervios podían conmigo y, por si fuera poco, su mirada penetrante no ayudaba en absoluto a que me tranquilizara. Aunque estaba segura de que no lo hacía a conciencia.

Aparté la mano de su mentón y di dos pasos hacia atrás. Debido al pequeño espacio entre la cama y la puerta, pronto advertí la presencia del mueble tras de mí. Giré la cabeza para observarla y después volví a dirigir mis ojos hacia los de Nise.

¿Cómo podía parecerme tan atractivo en aquella forma?

Será mejor que deje que te cambies tranquilamente para que podamos salir cuanto antes. No quiero que Nico —Noté cierto cambio en su voz cuando pronunció ese nombre— se impaciente si no llegamos a tiempo.

Dio media vuelta, abrió la puerta y volvió a dejarme sola. Cerré la puerta y me apoyé contra ella con los sentimientos a flor de piel. No sabía exactamente qué me pasaba, pero debía olvidarlo si quería llevar a cabo mi misión como todos esperaban que lo hiciera.

«Es muy fácil decirlo —me dije a mí misma—, pero no tanto hacerlo».

Decidí ponerme de nuevo aquel vestido. Era tan resistente, o más, que la ropa con la que había llegado a aquel reino. Además, me gustaba su tacto suave, aquellas ondulaciones de las hojas y el hecho de que no fuera tan corto ni tan largo. El largo de por encima de la rodilla era perfecto para mí y para los que me acompañasen. Hasta ese momento no pensé en lo peligroso que sería ir vestida así con dos hombres.

Eso sí, sabía que Nise no actuaría en contra de mi voluntad. Ni siquiera sabía si sentía algo por mí o...

«¡Basta! —interrumpí el hilo de mis pensamientos— ¿Qué hago pensando en eso?»

Terminé de vestirme y salí de la habitación decidida a salir por fin del hogar que me había acogido en tan poco tiempo. Y sin conocerme, lo que ayudaba a que apreciara aún más el gesto.

¡Davina! —La pequeña Fidra se acercó a mí con lágrimas en los ojos— ¿Por qué se tiene que ir mi hermano Bobb? ¿No puedes pedirle que se quede? ¡Anda, anda! Y sino, deja que os acompañe. ¡Por favor!

Tardé en reaccionar, pero su abrazo urgente apremió a que dijera algo pronto.

Yo... —Ella me miró con los ojos aún llorosos—. No puedo. Los reyes han accedido a que me acompañe, la decisión está tomada. Pero —me agaché para quedar un poco más a su altura, pues era mucho más baja que yo— te prometo que regresará sano y salvo.

Mi sonrisa provocó que ella también sonriera y me abrazara por sorpresa. Debido a eso ambas terminamos en el suelo riéndome como, en mi opinión, no lo había hecho nunca. Ambas nos incorporamos, sentándonos en el suelo, y observé que Nise nos miraba con atención aguantando la risa.

¡Venga! Ríete si quieres, así te unes —le animé.

Y surtió efecto, pues con la primera gran carcajada le siguieron otras aún más sonoras.

Cuando nos tranquilizamos todos un poco, él se acercó a mí y me ayudó a levantarme. Lo mismo hizo con su hermana pequeña, quien se abalanzó para abrazarle también.

No quiero que te vayas, hermano. ¡No quiero!

Sé fuerte, Fidra. Necesito que te ocupes de la casa en mi ausencia, ¿vale? Ayuda a mamá, a la abuela y a la tía en sus quehaceres. Y no hagas rabiar a Boggo, ¿vale?

Ella movió la cabeza para expresar su conformidad y se apartó de su hermano. Entonces, Nise y yo nos miramos y, con un hasta pronto como despedida, nos fuimos de allí.

Por el camino hacia los terrenos del castillo, ambos permanecimos en silencio hasta que él se detuvo y lo rompió.

Pase lo que pase... Óyeme bien, Davina. Pase lo que pase, no dejes que te manipule.

¿Quién? —pregunté, confundida.

Nico. ¿Quién va a ser sino? No dejes que te confundan sus palabras. Es bastante poderoso y...

Ya basta ¿no? No me interesa que me manipule y, de hecho, estoy aquí para cumplir una misión, no para dejarme llevar como la adolescente que soy.

Porque habría sido muy hipócrita por mi parte si hubiera dicho alguna mentira relacionada con mi edad. Yo era una adolescente y, como tal, reconocía que a veces me dejaba llevar. Lo había hecho en muchas ocasiones desde que estaba en aquel mundo paralelo ¿no?

Tú solo hazme caso, ¿vale? —insistió Nise— No quisiera que ese... chico te hiciera daño. No te lo mereces.

Está bien, está bien. Pero déjalo ya o me amargarás el viaje hasta el Reino Polar.

Mis palabras fueron más duras de lo que pretendía en un principio, y lo noté por la forma en la que me miró. Volvió a emprender la marcha sin esperar a que yo le acompañara y, cuando reaccioné, tuve que correr para ponerme a su altura. Mientras caminaba a su lado pensé en sus palabras. ¿Por qué habría dicho eso sobre Nico?

Por favor, no vayas a decir nada a Nico de lo que te dije antes... —dijo Nise antes de que nos encontráramos con el paje.

No lo haré —asentí— con la condición de que no vuelvas a comportarte... así. ¡Pareces más pequeño que yo!
Eso me recuerda que no conoces mucho sobre mí —Sacó la lengua como si quisiera burlarse de mí antes de que aumentara la velocidad de su paso.

Dejé que fuera delante mía para poder tener tiempo de pensar un poco más. No entendía por qué había cambiado su actitud conmigo ni el motivo que escondían sus misteriosas palabras. ¿Qué tendría que ver Nico con él? Tenía la certeza de que era una buena persona, pero ¿y si todo había sido una vil mentira para ocultar otros hechos más oscuros?

Sacudí la cabeza e intenté mantener una expresión neutra que no delatara mis pensamientos ante el paje de Baltasar.

Me alegra volver a verte —dijo Nico cuando llegué al fin hasta él.

Volvió a tomar mi mano para besarla como todo un caballero. No sabía qué pensar realmente de él.

¿Por dónde debemos ir hasta el Oráculo? —pregunté, evadiendo su halago.

Pues... —Empezó a decir, pero Nise le interrumpió.

Para ir al Reino Polar tenemos que cruzar de nuevo el bosque que te trajo aquí.

Observé a Nise, que tenía su mirada clavada en mí. Aquello me desconcertó por completo, a la vez que pensaba en la posibilidad de no tener un buen viaje inicial.

Entonces no esperemos más y avancemos —Esperé que de nuevo me guiara hasta allí.

Y pareció que ambos se peleaban por captar mi atención. ¡No entendía nada! Era como la cruenta batalla de dos pretendientes por una princesa indecisa, solo que entre ellos no corría la sangre... por el momento. Y yo tampoco era una princesa.

¡Basta ya! ¿Por qué no os turnáis? Por ejemplo, Nise podría guiarnos hasta la linde del bosque y tú hasta el Reino Polar o... sus inmediaciones —propuse antes de que llegaran a las manos.

¿Y por qué no al revés? —quiso saber Nico.

¿Es que no sabes dónde se encuentra el Reino Polar...? —Antes de que pudiera decir algo hiriente, negué con la cabeza en dirección a Nise. No quería que volviera a comenzar la absurda pelea entre ambos.

No es eso... —Intentó defenderse el paje.

Pues ya está, se hará como he dicho. ¿Entendido? —Alcé una ceja— Y basta ya de peleas.

Crucé los brazos sobre mi pecho y emprendí el camino delante de los dos. No sabía realmente hacia dónde me dirigía, pero de haber tomado la dirección equivocada sabía que al menos Nise me lo diría. Al poco rato lo tuve a mi lado y me susurró:

Gracias.

No hay por qué darlas. Solo te he salvado de una muerte absurda en manos de un chico que dudo que sepa matar a una mosca.

No sabes lo que estás diciendo... —Empezó a decir Nise, pero se calló cuando vio que tenía mis ojos sobre él— Bueno, bueno, no me pegues... —Y soltó una carcajada sonora que me hizo reír.

¿De qué habláis, par de tortolitos?

Ambos nos giramos hacia Nico, que había permanecido durante todo el trecho detrás de nosotros.

¿Pero qué dices? —pregunté yo, restándole importancia al asunto.

Pero la verdad era que mi corazón se sobresaltó pensando en la pequeña y remota posibilidad de que Nise y yo pudiéramos ser pareja. ¿Qué me pasaba últimamente?

No somos pareja, ni tortolitos, ni nada. ¿Entiendes? —agregué mirando a ambos. Nise parecía sonrojado, aunque no podía asegurarlo al cien por cien. Su piel verdosa predominaba más— Además, no te importa lo que hablemos.

Vale, vale —Se rindió Nico—. Cambio de tema. Nunca te había visto así, Bobb. De hecho, me costó reconocerte antes. De no ser por Davina, que te acompañaba, hubiera pensado que eras un intruso...

Tuve que sostener a Nise para que no se abalanzara sobre él. No conocía aquel aspecto de él, ni siquiera me lo habría podido imaginar.

Tranquilo, Nise —le dije al oído—. A mí me gustas de las dos formas.

Por desgracia para mí, pronto tendré que menguar mi tamaño —respondió en mi oído.

Algún día me tendrás que contar algo más sobre ti... —Separé mi cuerpo del de Nise y miré a Nico con seriedad— Avancemos, no tenemos todo el día.

Ni siquiera creía que pudiera perder mucho tiempo si la misión era tan importante.